Iniciativa se extenderá hasta el próximo año y en ella participan hombres y mujeres privados de libertad.

La actual situación de la pandemia en la comuna de Los Andes y particularmente en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) local, ha permitido que se retomen las actividades de capacitación de la población penal. Es así como ya se está desarrollando el Programa de Educación Financiera e Inclusión Laboral, impartido por la ONG de Desarrollo Amun.

El programa, generado a partir de las necesidades detectadas durante las reuniones sostenidas entre personal del área técnica del CCP y la ONG, implica el fortalecimiento de los talleres de artes y oficios existentes en la unidad penal, además de la capacitación en educación financiera, venta, posicionamiento en medios, prevención, etc.

El jefe de la unidad penal andina, teniente coronel Danilo Millón, sostuvo que “La ONG es una organización que está trabajando con el CCP por más de tres años y siempre manifestando y demostrando un compromiso bastante férreo con la reinserción de las personas privadas de libertad. La organización ha trabajo siempre en el área de reinserción sociolaboral para poder brindarle habilidades a la población penal”.

“Este programa estaba adjudicado desde principio de año, pero  con motivo de la pandemia no se podía ejecutar, hasta que logramos pasar a una etapa tres. Nosotros, con la organización, hemos trabajado todo lo que sea reinserción. Todo lo que sea ayuda para las personas privadas de libertad es parte del compromiso institucional, por lo tanto, lo apoyamos al cien por ciento”, agregó el comandante Millón.

Uno de los talleres que se está realizando en la actualidad es el de seguridad, a cargo de la prevencionista de riesgo Purísima Ibarra. La docente destacó que “se les va a enseñar a realizar proyectos para que lo puedan presentar. Al poder formular un proyecto ellos van a poder ganar un fondo y así poder hacer alguna microempresa. (La idea) es que ellos tengan las herramientas para poder independizarse” 

En total son 90 los privados de libertad, tanto hombres como mujeres, los que participan en esta iniciativa, la  que también contempla la entrega de materiales para los talleres laborales existentes en la unidad penal. 

Uno de los alumnos es Daniel Quiroz. El recluso aseguró que ha sido “bastante bueno, bastante positivo. La verdad es que todo lo que a uno le pueda ayudar a reinsertarse en la sociedad es bastante positivo. Uno puede hacerse independiente, buscar alguna forma para reinsertarse en la sociedad de forma positiva y poder dejar atrás los malos pasos”.

El programa, que se extenderá hasta el próximo año, es financiado por medio del Fondo Chile Compromiso de Todos, perteneciente al Ministerio de Desarrollo Social y Familia 

También te puede interesar

Más en Aconcagua

EA